MÁS DE 30 AÑOS PRODUCIENDO CALIDAD

Ventajas de los Sistemas de tuberías

 

El agua es un elemento vital para la vida humana y su ausencia no solo es un factor limitante para ella, sino también para la vegetación y la industria. El 94% del agua en la Tierra es agua salada marina, solo el 6% es agua dulce. Del total del agua dulce, el 70% es agua subterránea que se encuentra en las napas freáticas, y el 30% restante se encuentra en forma de hielo en los polos y glaciares. Solo el 0.03% del agua de la Tierra se encuentra en los lagos y ríos, por lo tanto la necesidad de usar el agua en forma eficiente es de vital importancia para la humanidad.

La instalación de redes de caños de PE para la distribución de agua potable contribuye muy eficazmente al ahorro del agua. Es común que en redes antiguas de grandes ciudades en el mundo tengan pérdidas de hasta el 60%, es decir solo el 40% del agua dulce captada y potabilizada llega al uso de las personas, el resto se pierde debido a las fallas en la red de distribución que provocan las perdidas. La mayor parte de las perdidas se debe a la corrosión de los caños de hierro fundido o acero. En el caso de caños de otros plásticos rígidos como el PVC o de cemento, las perdidas se producen en las uniones de los caños. En el caso del PE las uniones pueden ser realizadas por soldadura (termofusión o electrofusión) que garantizan una unión estanca por tiempo indefinido, en los ensayos de rotura por presión de dos caños de PE soldados se demuestra que las fallas no se producen en la soldadura.

Peso Reducido y Flexibilidad

Resistencia a Agentes Químicos

Las tuberías (o caños) de polietileno son resistentes a la corrosión. No son atacados o degradados por la mayoría de las sales, bases, ácidos y componentes de suelos agresivos. No son sensibles a los rayos del sol y poseen protección UV. No se corroen, escaman o agrietan. Tampoco permiten la adherencia de algas o fauna marina. Son inertes a la acción de la gran mayoría de los agentes químicos utilizados en la industria y presentan muy buena resistencia a la acción de substancias agresivas y partículas sólidas en suspensión.

Resistencia Mecánica y Ductilidad

Los caños de polietileno soportan sobrepresiones, vibraciones, esfuerzos por desplazamientos y asentamientos de estructuras. Absorben cargas de impacto y pueden deformarse hasta más de la mitad de su diámetro original sin que se produzcan daños permanentes. También soportan la expansión por congelamiento del agua y tienen excelentes propiedades de resistencia a los golpes.

Escasa Pérdida de Presión por Fricción (Pérdida de Carga)

Las tuberías de polietileno conservan un acabado intenso liso a lo largo de toda su vida útil, lo que conlleva a que la fricción del fluido, al moverse en el interior del tubo, sea mucho menor que la existente en tuberías fabricadas con otros materiales.

Ausencia de Sedimentación e Incrustaciones

La inercia química de las tuberías de polietileno , junto a su baja rugosidad interna, permiten mantener inalterables las características propias del flujo en todos los casos. Su extraordinaria resistencia a la abrasión hace que sea el material de elección para el transporte de todo tipo de líquidos o fluidos con sólidos en suspensión.

Bajos Costos

El bajo peso de los sistemas de tuberías favorece el empleo de soportes más livianos y facilita el manejo y montaje de los mismos. Su flexibilidad permite la instalación directa sobre el terreno sin necesidad de operaciones de doblado previas. En sistemas enterrados, es posible realizar todas las operaciones de unión en la superficie y luego descender la tubería a la zanja sin necesidad de realizar trabajos en la misma. Estas y otras características permiten ahorros importantes de costos en las instalaciones.