MÁS DE 30 AÑOS PRODUCIENDO CALIDAD

Riego por Goteo

De forma muy general, se puede definir el Riego por Goteo como Riego Localizado. El riego por goteo o riego gota a gota es un método de irrigación que permite una óptima aplicación de agua y abonos en los sistemas agrícolas de las zonas áridas. El agua aplicada se infiltra en el suelo irrigando directamente la zona de influencia radicular a través de un sistema de tuberías y emisores.

Actualmente se han añadido varias mejoras en los emisores:

 

Goteros autocompensantes:

Goteros antidrenantes:

Estos goteros se cierran automáticamente al bajar la presión en el sistema de riego, de manera que no ocurre la descarga de la tubería, lo que produce ventajas tales como evitar la entrada de aire al sistema y la bomba de riego no necesita cargar el sistema para empezar a funcionar, por tanto optimiza su uso.

 

Goteros regulables:

Permiten regular el caudal con un mando mecánico.

Ventajas del riego por goteo

  • Reduce de manera importante la evaporación del agua en el suelo.
  • Permite automatizar completamente el sistema de riego, con los consiguientes ahorros en mano de obra. El control de las dosis de aplicación es más fácil y completo.
  • Debido al mantenimiento de humedades altas en el bulbo realizado por los emisores, permite el uso de aguas más salinas para el riego que los sistemas de irrigación por superficie y por aspersión.
  • Tiene una adaptación más fácil en terrenos irregulares, rocosos o con fuertes pendientes.
  • Reduce la proliferación de malas hierbas en las zonas no regadas.
  • Permite el aporte controlado de nutrientes con el agua de riego sin perdidas por lixiviación con posibilidad de modificarlos en cualquier momento del cultivo, es decir es el sistema más adaptado a fertirigación.